Lenguaje corporal – (Introducción)

Siguiendo el la misma dirección de la “Guía de expresiones”- Parte I, Parte IIParte III. Cumplimos la promesa de traer al blog, una nueva serie del Lenguaje Corporal. Según las estadísticas, nos comunicamos verbalmente un 20% y el resto lo hacemos de manera no verbal.

Captura
Fuente no confirmada: Extraída de Google imágenes

Siempre he sentido fascinación por el conocimiento. Para mí es necesario saber. Nunca me ha gustado quedarme con una interrogante. Hasta cierto punto, entre mi forma de ser y pensar, me hacía sentir diferente. Hasta que descubrí que soy INTJ. Un tipo de personalidad, raro y escaso entre las mujeres. Según los estudiosos, únicamente <1% de la población mundial. Entre sus rasgos, están el ser observadores, analíticos e intuitivos.

Las personas que poco me conocen, piensan que soy tímida. Cuando soy selectiva, reservada y analítica. Soy el tipo de persona que se sienta en silencio y habla sólo lo necesario. Los que me conocen saben que soy confiable y no le temo a los cambios y retos. ¿Y qué tiene que ver esto con el tema? Paciencia. Mi propia personalidad y los azares de la vida, me llevaron a dos posiciones laborales, que me han servido mucho en mis proyectos de escritura. Una fue en el departamento de “Atención al Cliente”, que no era sino el departamento de quejas y reclamos. Y el otro fue en Recursos Humanos en una cadena hotelera. En el primero aprendí a descubrir cómo manejar a una persona airada, frustrada y dudosa. Qué hacer, qué responder, cómo reaccionar. En otras palabras, aprendí a “manipular” a favor de X causa. Ese conocimiento me llevó a desarrollar la habilidad de “leer” a las personas, a través de la propia experiencia, los cursos y ser autodidacta. Mi cargo era “Asistente de RR.HH.” Con el tiempo, la gerencia, me dio el trabajo de manejar los documentos de aplicación, incluidos los exámenes psicosométricos, que debía revisar y analizar. A posterior, yo era quien seleccionaba a todos los candidatos, evaluando no solo su hoja de vida y su examen. También conducía entrevistas “primarias”, antes que ellos lo hicieran con las gerencias. Y en muchas ocasiones, tuve que rechazar “a buenos candidatos”, porque no eran coherentes, entre lo que el papel decía y lo que ellos “decían”, sobre todo en el lenguaje corporal. (El papel aguanta todo ¿no?)

Cuando se estrenó la serie (ya cancelada) de Lie to me, me emocionó que al fin, a alguien se le había ocurrido un personaje con esa profesión o habilidad. Porque las personas, “aprenden a mentir”, pero el cuerpo los delata. Aprendemos desde muy chicos, el bebé aprende a manipular a su madre, con el único medio que conoce, el llanto. Y existen bebés que saben llorar de mentiras. Ese berrinche sin una sola lágrima (Sí, las famosas lágrimas de cocodrilo).

Captura

 Ver Video de Youtube (3:11), basado en la técnica de Lie to me: Click aquí.

A nosotros, que nos apasiona escribir historias, relatos, cuentos o novelas, conocer el lenguaje corporal es una herramienta indispensable, para hacer creíbles a nuestros personajes. Como en las entradas anteriores, hablé de las frases usadas para expresar gestos, hay otros corporales, que no se pueden “cambiar” con palabras. Son tal cual. Y su significado es indicador de una situación o emoción en particular.

Pero, ¿qué es el lenguaje corporal? -Parafraseando es: El lenguaje no hablado, a través de movimientos psicomusculares conscientes (aprendidos) o no conscientes (simatogénicos) usado, en conjunto o sin otro lenguaje verbal, auditivo, táctil, para trasmitir un valor comunicativo, sea intencionado o no.

Como narradores, es muy importante, darle esa veracidad al personaje. Debemos conocerlo, como si fuera nuestro mejor amigo; pero también como no sabemos todo de nuestros amigos, el uso del lenguaje corporal nos ayuda a enfatizar una emoción o “crear” la ambigüedad intencionada que deseamos darle al personaje.

Uno de los lenguajes corporales que recuerdo de mi niñez, era Pinocchio. Él era de madera, y se podría entender que no poseía las virtudes o bajezas humanas; pero sí las tenía. Y cada vez que mentía,  le crecía la nariz. Y aunque él sabía que eso le ocurría, volvía a mentir. Como si lograra, alguna vez, mentir y que aquello no aconteciera. Error.

Resultado de imagen de pinocchio
Pinocchio – De la película de Disney

Para entender el lenguaje corporal, debemos comprender que es aquél que no es expresado verbalmente, pero que sí involucra todos los sentidos. También hay un patrón psicomental, que conociendo que lado dominante del cerebro es, la acción puede significar una u otra cosa.

En mi familia hay gemelos, de hecho tengo sobrinas que lo son. Y hay una peculiaridad en ellas. Nadie en la familia lo había notado, hasta que yo, la observadora, lo mencioné: Ellas son gemelas-espejo. Son gemelas idénticas. Nacieron de un sólo ovulo dividido. Pero, una es diestra y la otra zurda. Si una se toca la oreja derecha, la otra se toca la izquierda. La raya del cabello, la han usado de uno u otro lado, y como muchos gemelos, una empieza la frase y la otra la termina. Ocurre igual con personas que no son gemelos. Sobre todo cuando hay una gran afinidad. Hay un expresión que reza, que los casados después de muchos años terminan pareciéndose.  Para determinar la afinidad de dos personas, hay que observarlas cuando están una frente a la otra. Ella se inclina a la derecha, él lo hace a la izquierda. Si ella toca el cabello, él lo hace también. Si él sorbe de su bebida, ella lo hace también. Y hasta comparten los bostezos, y no por aburrimiento.

Este es un tema que me fascina. Y hay material en todas partes de Internet. Pero he querido reunir lo más destacado. Por ello, he tomado unos días extras en venir a sacar el material. Espero que sea de interés, y sobre todo de utilidad. Este no sólo sirve para los “escritores”, nunca está de más saber interpretar ese lenguaje mudo en la vida real, con nuestra familia, la pareja o los compañeros de trabajo. También es una ventaja en nuestro desarrollo personal, y no ser “timados” por ingenuos.

Como esta es sólo la introducción al tema, (que es muy amplio), voy a dejarte una imagen de dos personajes de todos conocidos. Y como tarea, es que observes la imagen.

¿Puedes interpretar el lenguaje corporal de estos dos presidentes? Al final de la serie, estoy segura de que podrías sorprenderte de tus respuestas.

Fuente no confirmada: Extraída de Google imágenes

Hasta aquí, esta breve introducción. En la próxima, entraremos de lleno a ver algunos ejemplos específicos del lenguaje corporal.

Hasta pronto, ¡nos leemos!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

5 thoughts on “Lenguaje corporal – (Introducción)

Tienes algo en mente... déjalo salir, compártelo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s